miércoles, noviembre 17, 2004

Sobre la Necesidad

Ayer estuve escuchando un programa de radio (en la cadena Ser) en el que hablaban de la necesidad. La necesidad en general del ser humano. Las necesidades que tenemos como seres humanos (comer, dormir, abrigarnos en caso de hacer frío...), las necesidades que nos vamos creando (el teléfono móvil, las tarjetas de crédito...) y las necesidades que nos crea por ejemplo la publicidad ("ya no puedo estar sin él",...).

Y es que según nos acostumbramos a ciertas cosas, acabamos necesitándolas, aunque hayamos estado años sin nisiquiera saber que existían.

También se hablaba de necesidades no materiales, como la dignidad o la intimidad de cada uno.

Sería una buena reflexión para cada uno de nosotros escribir en un papel todas las necesidades que tenemos, las más importantes y las menos, las materiales y las que no son materiales, las que sean totalmente comprensibles y las que más nos avergüencen (al fin y al cabo será un papel personal, que nadie tenga que leer más que nosotros).

Una vez escrita toda la lista, procedamos a clasificar en orden de importancia (¿qué es más importante para mi, la salud o el amor?), de la más importante a la más irrelevante, todas las necesidades que hemos apuntado.

Y por último, empecemos por el final de la lista y, una por una, propongámonos conseguir tacharlas de la lista en un período de tiempo, el que sea (ya no necesito fumar, o ya no necesito un jersey de Lacoste o ya no necesito mirarme al espejo diez veces antes de salir de casa,...).

Cada vez será más difícil (no necesito la aprobación de los demás para sentirme seguro/a, no necesito beber para divertirme, no necesito a mi mejor amigo para ir al gimnasio,...)

O incluso más todavía (no necesito un trabajo estable, no necesito el amor de mi familia, no necesito una casa...)

Hay gente que de verdad se desprende de todo, se hace nómada y busca su felicidad en la aventura de cada día. Es una opción. Yo no digo que todo el mundo tenga que hacer lo mismo, sólo digo que empecemos desde el final de la lista.

¿De qué serías capaz de prescindir en tu vida? Ten en cuenta que, cuantas menos cosas necesites, más feliz serás.