viernes, octubre 08, 2004

Indignación

Ante estos padres que no respetan la intimidad de sus hijos. Ésos que abren la puerta sin avisar, creyéndose con derecho a entrometerse en la vida de los mismos, en su más preciada intimidad, sólo por haberles parido, sólo por haber pagado el piso en el que viven. Ésos que rompen el silencio sólo porque sí. "Yo te he parido, tú me perteneces". En mi opinión, si no querían, que no hubieran tenido hijos.

Creo que la intimidad de una persona es un derecho fundamental.

2 Comentarios:

A las 9:37 a. m., Blogger Simplemente pasaba por aqui dijo...

Exacto, muchos padres se creen que los hijos son una propiedad más.

 
A las 4:38 p. m., Blogger kand dijo...

La educación lo es todo. Para lo bueno y para lo malo. La educación que, por supuesto, no es decirle al niño (no pienso decir "o la niña" por muy políticamente correcto que sea, igual que cuando diga la criatura tampoco pienso añadir el criaturo) lo que tiene que hacer y lo que no. También, pero no sólo. Cuando se habla de educar con el ejemplo es esto es como nos comportamos, con ellos y con los demás, no a cruzar con el semáforo en rojo o en verde cuando él está delante (que sí, que también). Nos comportamos según lo que mamamos, según lo que vivimos, no se según lo que nos cuentan (bueeeno, vale, que un poco también, pero poco, muy poco)

 

Publicar un comentario

<< Inicio